ATAL

Página Principal
Ministerios
Constitución
Normas
Acreditación
Certificación
Visitación
Formularios

Info@atalad.net


Normas de Acreditación
INTRODUCCIÓN

La Asociación Teológica de América Latina (ATAL) ha desarrollado estas normas de acreditación como base para la determinación y el reconocimiento del nivel al que una institución cumple su misión y sus metas. Estas normas y sus componentes asociados son las cualidades que se desean obtener en los variados aspectos de las instituciones. Estas pueden servir como base de un estudio sistemático de acreditación de la propia institución o como evaluación. La ATAL anima a las instituciones a realizar un estudio periódico de sí mismas, aun si no solicitaran acreditación. Las normas de la ATAL y sus componentes proveen un marco útil para este fin. Las normas son lo suficientemente generales para aplicarse a un amplio espectro de instituciones de educación bíblica. Por el estudio de sí misma la institución sabrá si cumple las normas de manera apropiada a su misión, sus metas y objetivos.

Interrelación de las normas, componentes e indicadores típicos en el proceso de acreditación

El proceso de acreditación de la ATAL se basa en diez normas, expresadas en varias declaraciones específicas. Estas normas identifican áreas de desarrollo que las instituciones deben considerar, en el proceso de estudio de sí mismas, para la acreditación. La ATAL ha dividido cada norma en un conjunto de componentes por los cuales una institución puede determinar qué tan bien cumple las normas. Para cada componente la Comisión de Acreditación ha descrito también indicadores típicos, que representan formas específicas por las que una institución puede demostrar que cumple los componente.

Los indicadores típicos, declarados específicamente, no son las únicas formas en que una institución puede demostrar que ha cumplido las normas. Circunstancias especiales pueden impedir que una institución demuestre un indicador en particular; mientras que otros indicadores pueden ser irrelevantes a la situación local. Lo que importa verdaderamente en el proceso de acreditación, es el modelo global de adherencia a las normas y sus componentes, y no la demostración de cualquier indicador particular o combinación de indicadores. Por cierto, se supone que con el tiempo aún las instituciones acreditadas continuarán desarrollando y mejorando sus programas.