ATAL

Página Principal
Ministerios
Constitución
Normas
Acreditación
Certificación
Visitación
Formularios

Info@atalad.net


 Guía del Proceso de Acreditación
ACREDITACIÓN

La acreditación es un servicio voluntario de la Asociación. Se entiende por acreditación que una institución ha completado un auto-estudio basado en las Normas de la Asociación (vea Normas de Acreditación de la ATAL), y que ha determinado que estará guiada por metas bien definidas y apropiadas. Además, la acreditación significa que una institución ha establecido las condiciones y los procedimientos bajo los cuales puede realizar sus metas, las que ésta cumple esencialmente, y se puede esperar que continúe así. Estos conceptos comprenden lo que se conoce como Principio de Acreditación.  (Vea Apéndice A: GLOSARIO para la definición de los términos empleados por ATAL.)

La Comisión de Acreditación de la ATAL (en adelante denominada Comisión) se reúne regularmente según una fecha establecida. Los miembros de la Comisión contarán ya con una copia del informe del Comité de Visitación, incluidas las recomendaciones confidenciales de éste, antes de la reunión en la que se considerará la acreditación de la institución. En esta reunión, estos materiales serán evaluados, junto con el informe del auto-estudio como referencia. La Comisión dispondrá del tiempo que sea necesario para discutir lo que el Comité de Visitación haya averiguado y la evidencia de apoyo contenida en el informe del auto-estudio. (Por favor note que todo documento oficial de la  Asociación está en español. Aquellos documentos entregados por la institución postulante a la acreditación que tienen que ver con la acreditación [por ejemplo, el informe del auto-estudio] deben estar de igual modo en español.)

El estatus de acreditación así como el período  aprobado se basa en parte en la congruencia de la misión, metas y objetivos de la institución para una entidad de su tipo, y el grado en el que la misión, metas y objetivos se cumplen. El otro determinante para la acreditación es el grado en el que la institución cumple las Normas de la ATAL establecidas para determinar la eficacia del programa educativo de una institución y sus servicios.

La ATAL no es una mera acreditación según el programa de estudios, sino que opera conforme al concepto de acreditación integral de una institución. Esto significa que se considera cada programa y aspecto de la institución durante el proceso de acreditación. Sin embargo, cuando hay programas o aspectos débiles de la operación institucional, esto no excluye la acreditación, con tal que la institución como un todo, cumpla en sustancia las Normas de la ATAL.